Tabla de Contenidos

Como vencer la Pereza y dejar de Procastinar – 2020

Sueño-Procrastinacion

Los seres humanos somos naturalmente sedentarios. nos gusta la comodidad, el conformismo, el placer y estar donde nadie nos moleste.

Cuando tenemos seguridad, esto nos permite estar tranquilos y por lo tanto, nos hace desarrollar pereza. Porque en cuanto nos acostumbramos a algo, creamos un hábito, que se vuelve sencillo de hacer; entonces, cuando nos enfrentamos a algo nuevo y diferente, es un reto para nuestra mente y cuerpo; porque el cuerpo no está acostumbrado a hacerlo. En ese momento, es cuando sentimos pereza, cuando sentimos esa sensación de pesadez corporal; no nos queremos mover y caemos en un bloqueo mental. Esto no nos permite hacer cosas nuevas.

¿Cómo vencer a la pereza?

estres-y-cansancio

¿Cómo accionar las ideas que tenemos y no hacemos por pereza? Lo primero es ser concientes de como somos seres humanos y por naturaleza somos sedentarios. Queremos estar tranquilos y no hacer nada.

La mayoría de las personas fracasadas del mundo, que viven en la pobreza, es porque tienen la pereza como parte de sus principios y no han aprendido a enfrentarla.

Por otro lado, esto hace parte de los principios del éxito, porque las personas exitosas aprenden a enfrentarlo. Nadie está exento de esta sensación.

Debemos ser concientes de que somos perezosos por naturaleza pero si tenemos la disposición, podemos enfrentarla, realizando pequeñas acciones.

Consejos para vencer la pereza

Pereza-mental

Normalmente, la mayoría de las personas tiene un trabajo con un horario; al finalizar su turno, esta persona llega a su hogar y lo que desea es relajarse, comer, tener placer y dormir. Pero, no va a querer realizar actividades diferentes porque su cuerpo está cansado. Entonces, ahí es donde entra en juego la mente y tenemos una de las siguientes percepciones mentales:

  1. No lo quiero hacer, soy un peresozo.
  2. Lo quiero hacer pero tengo pereza.
  3. Lo quiero hacer, soy consciente de que tengo pereza pero lo voy a hacer.

En el momento que vas a hacer algo y te da pereza, en ese instante es donde te tienes que levantar y hacerlo.

Todo se trata de mentalidad

vencer-a-la-pereza

Por ejemplo, ¿Quieres lavar los platos de la cocina, pero te da pereza? En ese mismo momento, donde dices “Que pereza de lavar los platos“, es donde tienes que enfrentarte a tí mismo y levantarte e ir a lavar el primer plato. Aún cuando laves el primer plato, vas a sentir pereza, pero una vez termines de refregar el primero, vas a lavar el resto, porque ya viste que es algo que puedes hacer y no es nada de otro mundo.

Lo mismo aplica para otros casos; por ejemplo, algo que nos ha pasado a todos, es que si quieres hacer ejercicio, necesitas empezar. Si lo dejas aplazado, lo vas a aplazar y aplazar; van a pasar los dias, semanas, meses, años y nunca lo harás.

Necesitas tener la disposición mental de que lo quieres hacer y establecerte hacerlo hoy mismo, no mañana. Por que resulta que el mañana no existe. Estamos en un tiempo presente.

¿Podría agendarlo para mañana? Sí, pero cuando tenemos una pereza inmensa hacia algo, necesitamos establecerlo para hoy mismo.

Por otro lado, podemos agendar ciertas cosas para “mañana”, actividades que ya realizamos en nuestra vida diaria, porque sabemos que las podemos hacer. Pero cuando tenemos un bloqueo mental por la pereza, debemos establecerlo para hoy.

hacer-ejercicio

Otro ejemplo sería hacer ejercicio. Puedes decir algo como “Me propongo a hacer ejercicio en cuanto finalice mi horario de trabajo“.

Entonces, va a llegar ese momento y en ese preciso instante, te va a llegar a la mente “¡Ay! Para qué dije que lo iba a hacer“. En ese momento, eres solamente tú contra tu propio enemigo mental de la pereza. En ese momento, tienes que tomar la decisión y decir “Si! Soy conciente de que tengo mucha pereza… Soy conciente de que no lo quiero hacer… Soy conciente de que quiero ver peliculas y no hacer nada… Pero también soy conciente de que dije que lo iba a hacer y mi palabra es mi contrato, por eso lo voy a hacer.

En ese instante, tienes que levantarte y hacerlo, empezar, accionar. Empieza a calentar, mueve los pies, mueve los brazos y empieza a sentir la vibración en tu cuerpo. En el momento que hagas ejercicio, te vas a dar cuenta de lo bien que se siente y vas a descubrir que llevas meses esperando para realizarlo y que era solo tomar la decisión de hacerlo hoy.

Así mismo, puedes empezar a realizar otras actividades, lo que sea que te de pereza, establécete hacerlo hoy mismo; y que si llega el mañana, debes decir “lo hago hoy” y lo tienes que hacer; en el momento que lo vayas a ejecutar y sientas esa sensación de pereza, es donde tienes que levantarte, accionar y enfrentarlo; allí es cuando llegan las ganas, la energía y la emoción junto con tu disposición interna.

Accionar las ideas, Combatir la pereza

vencer-la-pereza

Estoy seguro de que tienes muchas cosas por hacer de hace días, meses o años a causa de la procrastinación; algunas de esas se te han olvidado y otras todavía las tienes en tu mente. Entonces, por lo menos con las que tienes en la mente, ponlas en un papel y escribe “Hoy lo hago“, y cuando llegue el momento de hacerlo y tu mente te diga que tienes pereza y no lo quieres hacer, debes ser consciente de ello, pero lo harás porque tu palabra es tu contrato; Y te levantas y lo haces.

En el momento que accionas, sientes pereza durante un instante, pero en un momento, la pereza se transforma en una sensación de energía negativa a positiva y se convierte en acción, ejecución. Debes aprovechar esa energía de bienestar; la vas a sentir, la vas a guardar y te vas a recordar de ese momento; y así cuando te vuelva a dar pereza al siguiente día de hacerlo, te recordarás de esa sensación positiva y lo harás nuevamente, con disposición y fortaleza mental.

En conclusión..

Así, vas a ver como rompiendo pequeños bloqueos mentales de pereza, esto te llevará a realizar tareas gigantes que antes nunca pensaste que podrías realizar. Y entonces, cuando domines a la pereza completamente, es cuando ya puedes empezar a agendar todo lo que te propongas con toda la seguridad del mundo porque vas a saber que lo vas a hacer, porque tu palabra es tu contrato, y eres tú contra tí mismo, nadie más.

Espero que esto te haya sido de ayuda. Ahora mismo, cierra este artículo, quítate del celular o computador; y ve a ejecutar una idea, haz la tarea más pequeña que puedas, así sea de 5 minutos; esa tarea que sabes que te da pereza, hazla en este instante, y date cuenta de como no has hecho muchas cosas por una simple barrera mental que tu mismo te has implantado.

Empieza a tener dominio mental y sigue conectado a Emprendo y Aprendo, porque vamos a seguir aprendiendo a conocernos mejor personalmente para cumplir nuestras metas.

Autor del artículo

Comparte este post >>

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Tabla de Contenidos

Te puede interesar

Suscríbete para estar al tanto de nuevas publicaciones 🙂

>